domingo, 15 de marzo de 2015

La fuente del parque.

En lo cotidiano esta a veces un modelo irresistible.
La fuente quieta, decía:

Dibujame, dibujame.

Listo.

Publicar un comentario